martes, 13 de agosto de 2013

¿Necesita mi hijo un psicólogo?

No es sencillo para los padres saber cuando es conveniente acudir a un psicólogo para que les oriente o ayude ante un problema en su hijo. Es duro aceptar que un hijo presenta algún desarreglo emocional o problema psicológico, aunque hoy en día las cosas están cambiando y cada vez la consulta del psicólogo se ve menos como un lugar destinado a tratar los problemas de patología mental más graves y más como un lugar donde encontrar ayuda y orientación para solucionar las dificultades que presentan los niños en aquello relacionado con el comportamiento, las emociones, los pensamientos, etc.

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al psicólogo?

Hay que traerlo cuando penséis que vuestro hijo lo está pasando mal aunque, no siempre ese sufrimiento es visible. Cada niño exterioriza los problemas de distintas formas, unos lo hacen, de una forma muy sutil, mediante síntomas que manifiestan, de alguna forma, que el pequeño está cubriendo una serie de conflictos personales. Algunos ejemplos de estos síntomas pueden ser que el niño no hable aunque haya superado los dos años de edad, que no sepa jugar solo, que no se integre en grupos de niños después de los cuatro año, etc.


También ofrecen este tipo de pistas niños más mayores. Por ejemplo, a partir de los cinco años, no es habitual que sigan mojando la cama, que padezcan obesidad ni tampoco es normal que un niño este triste, ni que se ponga nervioso o agresivo cuando juega, o que por norma general incumpla las normas o las reglas.

Tampoco es común si vuestro hijo, de esta edad, se muestra  irascible o insolente con los mayores, o que utilice un vocabulario brusco y maleducado. 

El criterio fundamental que los psicólogos utilizamos a la hora de valorar e identificar si una conducta es perturbadora o problemática es por su frecuencia, duración e intensidad. Si alguno de estos síntomas es demasiado frecuente en el tiempo, muy intenso y/o muy duradero, acaba afectando a las capacidades del niño y es entonces cuando conviene visitar a un especialista.

¿Qué pasos tiene la terapia?

Normalmente, se realiza una primera entrevista exclusivamente con vosotros para obtener toda la información. Entre 1 y 2 sesiones más se realizarán con vosotros y se empezará a hablar también con el niño/a para que él/ella nos den su parte de información sobre lo que le pasa. Después decidimos cuáles son las técnicas más adecuadas para ayudar a vuestro hijo. Y si el problema se traslada o se produce en el ámbito escolar, se intenta trabajar también con sus profesores.

A partir del momento en que diagnosticamos el problema, se plantea un tratamiento y si vosotros como padres estáis de acuerdo, se establece un método de trabajo para conseguir los objetivos de superación o mejoría del problema.

Los padres juegan un papel decisivo en este proceso de lograr el éxito en el tratamiento. Ya que, además del trabajo individualizado que los psicólogos hacemos con el niño, también trabajamos con vosotros de manera paralela, proporcionando información, pautas de comportamiento, consejos, orientación en determinados momentos, etc.

En nuestro centro de psicología puedes encontrar ayuda ya que, buscar soluciones de forma precoz puede evitar multitud de problemas en la edad adulta. Si eres de Madrid y buscas ayuda, puedes consultar con fine & you que siguen un tratamiento muy similar al planteado por nosotros.

¿Qué problemas podemos abordar?

Los adolescentes y niños, pueden presentar dificultades en diversas áreas:

  • Depresión
  • Miedos y ansiedad
  • Hiperactividad
  • Trastornos del sueño
  • Dificultad en el control de esfínteres
  • Problemas de conducta
  • Trastornos del desarrollo
  • Fracaso escolar
  • Problemas alimentarios

Espero que estos consejos os sirvan de ayuda. ¿Vosotros habéis recurrido a algún psicólogo infantil? Nos encantaría conocer vuestra experiencia.

Hasta el próximo día!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario