martes, 19 de noviembre de 2013

Bulliyng


El acoso escolar o el coloquialmente llamado bullying es uno de los principales problemas a los que se enfrentan hoy en día los jóvenes en los colegios e institutos de nuestro país. Los datos son alarmantes, según la organización mundial de la salud uno de cada cuatro escolares sufre maltrato y acoso diariamente. Es una forma de tortura en la que el un chico/a o un grupo de ellos someten a maltrato a un compañero. Cualquier forma de maltrato físico, psicológico, verbal o cibernético que se ejerce sobre un escolar durante un tiempo prolongado se considera bullying.

Los jovenes que se ven sometidos a este tipo de acoso viven atemorizados, tienen pánico de ir al colegio o instituto y en algunos casos llegan a tener depresión y pensamientos de suicidio que, en ocasiones, llevan a cabo. Son situaciones realmente muy peligrosas en las que, en ocasiones, ni los propios padres son conscientes de la gravedad del problema.

Tipos de Bullying
  • Agresiones verbales. Dentro de este apartado entrarían los insultos, hablar mal de alguien, difundir falsos testimonios, mentiras o rumores malintencionados sobre un compañero. 
  • Agresiones psicológicas. En este caso encontramos las intimidaciones con la intención de provocar miedo y conseguir que la víctima haga algo que no quiere hacer como dar su dinero u objetos personales o cualquier otra cosa bajo coacción intimidatoria.
  • Agresiones físicas. Aquí encontramos las palizas, golpes o empujones, además de los robos o el destrozo de sus cosas u objetos.
  • Aislamiento social. Otra manera de bullying, más habitual de lo que parece y que pasa más desapercibida, consiste en aislar a la víctima impidiéndole participar en las actividades de los compañeros de clase o, en algunos casos, dejar de hablarle, haciendo que los demás tampoco lo hagan, consiguiendo que nadie se relacione con el/ella. 

  • Agresiones sexuales. Aquí encontramos todas las agresiones que tienen como objetivo hacer que la víctima se sienta humillada o incómoda. La forma más frecuente del acoso sexual en el colegio es mediante los teléfonos móviles o a través de las redes sociales. 
  • Agresiones racistas. En algunos casos, la manera más habitual que utilizan los agresores son los insultos racistas cuando la víctima pertenece a alguna minoría como la latina, negra, etc.
  • Actualmente, la tecnología y las redes sociales son los medios de contacto que se han convertido en un nuevo modo de acoso ampliando su alcance a un mayor número de personas.
¿Cómo puedo detectarlo en mi hijo?

Las consecuencias del acoso escolar son muchas y profundas para quien las sufre y padece, después de un tiempo se hacen evidentes y podemos notar que nuestros hijos tienen un bajo autoconcepto de sí mismos, sus actitudes son más pasivas, están deprimidos o ansiosos y también es muy notorio que pierden interés por los estudios, lo cual puede desencadenar una situación de fracaso escolar.

Si observas en tus hijos conductas extrañas, lo ves constantemente triste, enfadado, deprimido o ves que evita ir al colegio/instituto o no quiere ir a alguna actividad, enciende tu alarma porqué es posible que tu hijo/a esté sufriendo algún tipo de abuso. 

¿Cómo combatirlo en el colegio?

En España ya hay centros con programas para prevenir el acoso escolar, como es el caso del programa: “TUTORIA ENTRE IGUALES” que se lleva a cabo en diferentes centros de Barcelona, Aragón y Castilla la Mancha.

El psicólogo educativo Andrés González Bellido afirma que “Es una estrategia educativa para disminuir la violencia y el acoso escolar dentro de los centros educativos tanto de primaria como de secundaria”.

A continuación tenéis un vídeo que os muestra el funcionamiento de este programa tan interesante.




Si crees que tu hijo/a sufre algún tipo de abuso puede ser una buena opción acudir a un psicólogo que pueda evaluar la situación antes de que empeore y poneros en contacto con el centro escolar para hacer algo al respecto antes de qué sea demasiado tarde y las secuelas sean peores.

Hasta el próximo día!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario